Logo

Estante del Nº 11 - oct/2021

RollodexMicros RadioAudiocuentos
  • El grifo

    El grifo licantrópico comía las entrañas zombíricas, untándose la piel y cobrando una forma humana.

    Samir Karimo
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
  • Dimitri

    No sé qué nos resultaba más misterioso si su personalidad o su larguísima barba.
    Nunca supimos desde cuándo la usaba, nadie tenía memoria de haberlo visto alguna vez sin ella. Fue el abuelo de la comunidad, nuestro chamán.
    Lo consultábamos siempre pero él sólo respondía cuando la pregunta ameritaba recibir algo de su sabiduría.
    No era desinterés ni ignorancia, sino que no daba lo que sabía que podíamos lograr solos. Si la respuesta ya estaba dentro nuestro recibiríamos de él una mirada tierna y comprensiva desde la profundidad de sus ojos celestes.
    Siempre acomodaba su barba de modo que no se viera el lado interno, muchas veces lo observamos mirando dentro de ella como si leyera un libro.
    Algunos pensaban que recordaba su pasado, otros, que quizás dudaba en conservarla, pues para mantenerla limpia tenía que cepillarla con suavidad y luego le pasaba unas hojas que solo él conocía.
    Un día anunció la fecha de su muerte y no salió más de su humilde vivienda, llamó al más anciano de la comunidad y tras mantener con él una larga conversación, le entregó un paquete.
    Lo enterramos con pesar y casi no lo reconocimos afeitado.

    Edith Vulijscher
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
  • Juego de adultos

    El zapato izquierdo me venía pequeño, pero el derecho grande.
    Los cambié de posición y, como era de esperar, me apretaba el derecho, mientras sentía holgado el izquierdo.
    —No; no es porque están al revés —me dije en voz baja.
    En la oscuridad tanteé debajo de la cama, buscando otras piezas de calzado.
    —Tampoco es eso —me recriminé, al recordar que solo tenía un par de zapatos.
    Entre molesto y confundido, asumí que era una broma de mis compañeros de habitación.
    Tomé mi bastón y me dirigí descalzo al cuarto de baño.
    No pude evitar elevar mi queja por lo inoportuno y pesado del juego:
    —Todos pasan de noventa años, pero parecen unos críos —dije en voz alta, sabiendo que como respuesta escucharía un coro de seniles y carrasposas risas.

    Luis Gutiérrez González
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
  • La vida

    A lo largo de mis días intento hacer equilibrio para no provocar caídas estrepitosas, malabares para poder llevar adelante muchas responsabilidades. A veces tengo que disimular mi tristeza detrás de un maquillaje y realizar trucos de magia para hacer desaparecer lo que me disgusta y además, en ocasiones, trato de domar a las fieras para contener mis impulsos.

    Patricia Licciardi
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
  • El deseo de Azâ Alîm

    Bajo una noche llena de estrellas, Azâ Alîm, cansado de su condición humana, pidió un deseo… y sus brazos se volvieron árboles, el resto de su cuerpo el caudal de un río, sus recuerdos, pequeños cantos rodados en la orilla y sus sueños tornáronse libélulas gráciles.

    Eréndira Corona
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
  • Sentir

    Esta mañana, cuando llegué al parque, había un perro sentado en una banca al lado de un hombre que, de manera desesperada, se llevaba sus dos manos a la cabeza como si tratara de encontrar en el revuelto de sus cabellos, las respuestas a sus dilemas.
    Era tanto su agobio, que no pude evitar preguntar por lo que le pasaba.
    —Lo que sucede, es que él sigue creyendo, que yo existo solo en su imaginación —me contestó el perro.

    Federico Ochoa
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
  • Polvo mágico

    La niña bajó las escaleras de madera, cuyos peldaños rechinaban a cada paso. Arribó al cuarto donde su abuelo guardaba miles de artículos: fotografías, libros antiguos, cartas, postales, frascos, revistas, juguetes viejos, aparatos descompuestos, muebles averiados y ropa desgastada.
    —¿Qué haces, abuelo?
    —Estoy viendo los retratos de la abuela.
    La pequeña sopló la superficie de la mesa.
    —Aquí todo está muy sucio y amontonado. Mira todo ese polvo que se levantó.
    —Es polvo mágico.
    —¿Mágico? ¿Por qué?
    El abuelo sonrió.
    —Porque son recuerdos.

    Servando Clemens
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)

Biblio Izq Arriba
Fantástico
Humor Psicológico
Fantástico Drama
Drama Fantástico Surrealismo
Drama Psicológico Terror
Drama Psicológico
Ciencia Ficción
Drama Ciencia Ficción
Filosófico Drama
Drama Terror
Misterio
Fantástico Humor
Cargar más cuentos
Biblio Izq Arriba
Biblio Abajo
1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
Compartir

Contáctenos

Dirección:
alvaro@cuentosenred.com
 
Administración:
admin@cuentosenred.com
 
Consejo editorial:
ce@cuentosenred.com
 
Webmaster:
webmaster@cuentosenred.com
 

Nuestro equipo


Logo 610x170 claro

Patricia Licciardi
Edith Vulijscher

Eréndira Corona Álvaro Díaz
¿Aún no tiene cuenta? ¡Regístrese ahora!

Ingresar