Logo

Estante del Nº 1 - dic/2020

RollodexMicros RadioAudiocuentos
  • Dilema

    Su cuerpo bañado en el brillo húmedo de las ganas se mueve ondulante ante las caricias precisas del hombre de sus anhelos que, hundido en aquellas ansias voluptuosas, se muestra engreído como un trono en el que ella, y solo ella, sentada en aquellas carnes lascivas, encuentra su nobleza de reina vulgar.
    Yo, que finjo ser una sombra estática y silente ante aquella perfecta escena de romance y placer, les apunto con un frío brillo metálico mientras me pierdo en el dilema de no saber a quién dispararle primero, si a ella por engañarme o a él por envidiarlo.

    Federico Ochoa
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
  • Inmigrantes

    El tiempo se detiene cada tarde a la misma hora.
    Ellas, originarias de Livorno, cotorrean sin parar sentadas en la vereda y en vernacolo, variante del toscano que ninguna circunstancia vivida les ha hecho olvidar.
    Salen a caminar tomadas del brazo por el Paseo Marítimo, se dirigen a Via Roma 38 y sus miradas se pierden dentro de la casa natal de Modigliani.
    Algunas veces se ruborizan al recordar los primeros encuentros amorosos adolescentes en la Piazza Attias.
    Por un acuerdo tácito ignoran diez años sufridos de guerra, hambre e inmigración.
    Luego activan el reloj y cuando la arena vuelve a caer en el presente, hablan de los hijos, las nueras y los maravillosos maridos que tuvieron, porque sus muertos se han vuelto santos.
    Pero nunca lo hacen en español; el vernacolo es el hilo que las mantiene unidas con el pasado, con sus historias y con los años felices.

    Edith Vulijscher
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
  • Julito, o El camino de regreso

    El que se va no vuelve nunca; cree que sí, pero la ausencia lo ha cambiado y el que regresa es otro. Sin embargo, es imposible dejar de añorar los sitios donde fuimos felices, nos negamos a entender que esas querencias son épocas y sus lugares pertenecen a otro tiempo.
    Julito lo entiende. Le dicen “el loco del parque”. Pasea entre los árboles sonriendo, atándoles moños azules y abrazando al viento. Los demás creen que habla solo; no imaginan que conversa con los que amó, que encontró el camino de regreso oculto bajo las hojas resecas del olvido. No saben que allí, sólo Julito está cuerdo.

    Álvaro Díaz
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
  • Taumátropo

    Tiré de los hilos por ambos extremos e hice rotar el disco en el centro. Giraba rápidamente, creando como por arte de magia, una esfera transparente que contenía la imagen de ambas caras como si fueran una sola. Un pequeño ruiseñor y una jaula. Intuí que aquello mismo era yo. Dos caras de una misma moneda (que no se me permitía observar de modo simultáneo), distintas entre sí y sin embargo complementarias. Quién entonces, ejercería una acción desde algún sitio inadvertido, partiendo del punto de sujeción, extendiéndose por una línea y desembocando en un círculo, transformando este cuerpo plano en una esfera que habitará otra dimensión (indescriptible para nosotros que solo entrevemos ese lugar como niños espiando a través de la diminuta ranura de nuestros sentidos). Los ojos de qué extraño Dios contemplarían el hiper taumátropo y entenderían el significado de la breve secuencia que presenciaban.

    Eréndira Corona
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
  • (Sin título)

    El zombi Frankenstein y la vampira Lilith se unían carnalmente y de esa relación nacía el primer zombirustein.

    Samir Karimo
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
  • Por curioso

    Solo la vi un instante, pero quedé marcado para siempre. Su viva cabellera llamó mi atención y lo penetrante de su mirada trasformó mi existencia.
    Morir me está ahora prohibido… vivir, también.
    No pensé que cosas así pasaran en estos tiempos; sin embargo, de haber sabido su nombre jamás hubiera osado mirarla a los ojos.
    Este claustro de piedra será mi eterno castigo por imprudente y mirón.

    Luis Gutiérrez González
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
  • Mi geometría

    Desde el cuadrado negro, se insinuaba el día triangular.
    En la elipse de mi vida, tracé varias curvas sin lograr unir todos los puntos.
    Muchas figuras me atravesaron, pero otras se ubicaron paralelas sin lograr intersección con mi existencia.
    Mis días se dividieron en segmentos.
    En algunos me balanceé en trapecios asumiendo riesgos. En otros, me acurruqué en los rincones cóncavos del universo.
    Y por suerte comprendí que en vez de ser el centro de la circunferencia, soy un punto en el espacio.
    Y en ese giro copernicano, cambió el ángulo para percibir la geometría de mi universo. Ahora no soy obtuso.
    Los tamaños y las distancias ya son otros.
    Ese es el punto.

    Patricia Licciardi
    1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)

Biblio Izq Arriba
Fantástico Filosófico Psicológico
Humor Drama
Psicológico Terror
Drama Filosófico
Ciencia Ficción Drama Fantástico
Humor Surrealismo Terror
Drama Fantástico Psicológico
Fantástico Filosófico
Drama Psicológico
Drama Psicológico
Fantástico Filosófico Psicológico
Drama Humor
Cargar más cuentos
Biblio Izq Arriba
Biblio Abajo
1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
Compartir

Contáctenos

Dirección:
alvaro@cuentosenred.com
 
Administración:
admin@cuentosenred.com
 
Consejo editorial:
ce@cuentosenred.com
 
Webmaster:
webmaster@cuentosenred.com
 

Nuestro equipo


Logo 610x170 claro

Patricia Licciardi
Edith Vulijscher

Eréndira Corona Álvaro Díaz
¿Aún no tiene cuenta? ¡Regístrese ahora!

Ingresar