Logo

El estudiante de Salamanca

Terror
El estudiante de Salamanca

Me garbeaba por Salamanca cuando algo raro pasó. Estaba en la Plaza Mayor cuando veo una luz distinta a las demás que me pedía que siguiera. Y así lo hice. Recorrí sus arterias principales: vi a Gonzalo Torrente Ballester bebiendo su café en Café Novelty, escribiendo las nuevas andaduras de Carlos Deza, y ¿cómo no? a Unamuno, en su residencia saludándome y proyectando un mensaje con sus gafas sobre sus varios personajes pessoanos buscando una alternativa a las nivola… Seguí caminando cuando la luz se convirtió en un astronauta, o ¿sería una rana? en la Catedral y me hizo subir a sus torres. Fue entonces cuando empezó el HORROR. Melibea, ¿o sería otra amante mía?, se convirtió en una Demonia que empezó a rasgarme por completo la piel, y me arrancó los ojos. Mientras bajaba en aquel abismo veía a mis víctimas, atisbaba el ÁRBOL DE LA VIDA Ygdrasil donde estaban las almas penadas. Y en esto Elvira se convirtió en un Monstruo de Piedra y me estatuizó. Solo el amor de alguien puro me podría ayudar. ¿Quién me salvaría? Inés o Beatriz…

Hombre desesperado, autorretrato - Gustave Coubert (1845)

 

Samir Karimo

 

1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
Compartir

2 comentarios en “El estudiante de Salamanca”

  1. Viernes, 13 Agosto 2021 22:13

    Un cuento un tanto complicado de interpretar, pero la literatura da para eso y más. Ya leeré otros cuentos tuyos. Saludos.

    1. Sábado, 14 Agosto 2021 05:36

      muchas gracias por su comentario, me alegra de que le haya gustado, un saludo, Samir

Deje su comentario

En respuesta a Some User

Contáctenos

Dirección:
alvaro@cuentosenred.com
 
Administración:
admin@cuentosenred.com
 
Consejo editorial:
ce@cuentosenred.com
 
Webmaster:
webmaster@cuentosenred.com
 

Nuestro equipo


Logo 610x170 claro

Patricia Licciardi
Edith Vulijscher

Eréndira Corona Álvaro Díaz
¿Aún no tiene cuenta? ¡Regístrese ahora!

Ingresar