Logo

Dulcinea, una chica nada normal

HumorTerror
Dulcinea, una chica nada normal

La gachí a la que quiero se llama Dulcinea. Tiene una mirada mortal y un beso letal, tiene también un requete “mostr…” y… Pero, ¿qué pasa aquí? ¡Pírate, Sancho! No tienes nada que ver con este corto relato.

Retrato-Dulcinea Marcel Duchamp (1911)Bueno, vamos al grano.

En efecto, la tía a la que quiero se llama Dulcinea y vive en las postrimerías de un siglo cualquiera y no tiene nada que ver con personajes Cervantinos o…

Por la mañana está de profesora en la Facultad donde estudio; por la tarde está de gorrilla en el aparcamiento privativo de la facu y por la noche está de sepulturera en el Valle de los Caídos.
Vive en la tumba de sus padres porque, además de ser confortable, no tiene que pagar el alquiler tan caro que se paga en las grandes ciudades.

Su mejor amigo es un culebrón con el que, según dice la gente, tiene un flirt.

Pero, a mí me importa un pimiento lo que la gente dice/dijo pues ella perderá la frigidez conmigo.

Antes de terminar la narración de este ligue que creo que tendrá fortuna, me gustaría decir que tengo el corazón roto desde mi última desilusión amorosa. Es que los padres de mi querida Inés, que era una fantasma guapísima no querían entablar relaciones con los comunes mortales, de los que formo parte, e impidieron nuestra relación.

En definitiva, puedo decir que todo esto es la hostia.

 

Samir Karimo

 

1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
Compartir

No hay comentarios en “Dulcinea, una chica nada normal”

Deje su comentario

En respuesta a Some User

Contáctenos

Dirección:
alvaro@cuentosenred.com
 
Administración:
admin@cuentosenred.com
 
Consejo editorial:
ce@cuentosenred.com
 
Webmaster:
webmaster@cuentosenred.com
 

Nuestro equipo


Logo 610x170 claro

Patricia Licciardi
Edith Vulijscher

Eréndira Corona Álvaro Díaz
¿Aún no tiene cuenta? ¡Regístrese ahora!

Ingresar