Logo

Chocozombi Apocalíptico

HumorSurrealismoTerror
Chocozombi apocalíptico

Estaba caminando por la calle cuando de golpe veo un meteorito estrellando contra el suelo. Me le acerqué, el objeto asumió la forma de mi chocolate favorito con el dibujo de una figura femenina y seductora que incluso parecía que estaba leyendo mis pensamientos. El chocolate me decía: ¡trágame y lo tendrás todo!

   Chocozombi ApocalípticoY así lo hice. Con el hambre que tenía no lograba aguantar más. ¡Qué chocolate tan rico! Y fue entonces cuando lo DEMONIACO cobró una forma inimaginable, por cada pedazo que degustaba algo raro ocurría. Sentía que perdía el control, empecé meneando el cuerpo como un loco, y entonces por donde yo pasaba las chicas se volvían más demoniacas y antropofágicas, los hombres caían al suelo destrozados en mil añicos y sus trozos se convertían en piezas zombis que se alimentaban de todo tipo de insectos y también de carne humana sea fresca o muerta. ¡Oh Dios, el chocolate nos quiere zombificar por completo! Entonces recordé aquella leyenda urbana en la que, antes del fin del mundo, un hombre calentorro hallaría un meteorito zombificador que destruiría el mundo totalmente. Menos mal que todavía no lo había comido todo para que se completara el ritual, sólo me quedaba un poquito, y encima veía que el oscuro chocolate parecía tener vida propia. Quería desecharlo pero no lo lograba. Entonces su cabeza intentó fusionarse con mi ser y absorber la energía de los hombres calentorros que no podían abstenerse de su “hambre” y de las calentorras que nos desquiciaban… ¡Qué hacer! pensé yo ¡Ya lo sé! Lo único posible es buscar una chica que sea pura y que no esté contaminada por el oscuro apocalipsis chocozombítico y fue entonces cuando me acordé de la muchacha de mis sueños que tenía un aire angelical y que solo se entregaría a mí en la boda o en esta situación catastrófica mundial. Pero a cambio tenía que darle algo… tras mucho caminar la hallé y con mis dotes vocales la enamoré y consintió en perder la pureza conmigo y mientras cambiábamos caricias su pura energía espiritual empezó cobrando la forma de una gragea blanca que tras tragarla acabaría con esta locura demente, y así fue…

Chocozombi ApocalípticoGorolate

Esto que voy a contar parece mentira, pero no lo es. Hace algún tiempo CHICLEZOMBI creó una gragea con un chip que contenía un programa informático para tener relaciones virtuales con chicas WOD (mujeres bajo demanda) u hombres MOD (hombres bajo demanda). Me habían dicho que las grageas provocaban unos subidones flipantes. Descubrí que mediante este chip se creaban hologramas tridimensionales que intercambiaban caricias sexuales entre ellos. No sé si fue porque mastiqué demasiado la gragea o porque la mezclé con un trozo de chocolate meteórico satánico” , pero cuando intenté jugar” con una vagina virtual, de su interior salió una boca dentada que masticó y amputó mi miembro hasta destrozarlo por completo. Entonces, mi cuerpo empezó a zombificarse, cambiando mis facciones y mi personalidad. La culpa la tuve yo, ya que no quise escuchar a mi amiga Nieves mientras me hablaba de las tendencias goroláticas que acompañan a estas muñecas virtuales. Os digo por experiencia que el chocolate mezclado con chicle puede causar arranques de violencia, gore y splatterpunk.


Calabaza zombira.

En efecto todavía recuerdo su bello cuerpo: las manos, la piel, los ojos, aunque saltones igual me seducían, y su beso, ¡qué decir de sus labios! Más me besaba más me tenía prendido aquel sabor a mosca muerta ¿qué? ¡Sí! estaba enamorado de una rana, esta no era una cualquiera sino contenía una fórmula para llegar a un mundo todavía desconocido poblado por seres inimaginables y fue entonces cuando tras tragar aquella calabaza mutante…. Siempre fui aficionado a sandías, pero como no había me decanté por probar una calabaza con sabor a halloween. Pero lo que no sabía es que ésta era la reencarnación del demonio Jack O’LANTERN que hizo pacto con el REY ZOMBIRO y junto crearon un portal interdimensional a través de las pepitas de este fruto. Por cada tajada que le hacía, escuchaba gritos de terror de cuerpos descompuestos… entonces cuando le di la última dentellada, esta vez me sabía a cementerio, mi cuerpo se convirtió en una gran calabaza que empezó a aplastar a mis enemigos, incluso tuvieron que llamar a King Kong y a Godzilla para que me calmaran… sólo cobré mi forma normal cuando me inyectaron gorolate sintetizado con sabor a chocozombie.

Samir Karimo

1 1 1 1 1 Valoración: 0.00 (0 Votos)
Compartir

No hay comentarios en “Chocozombi Apocalíptico ”

Deje su comentario

En respuesta a Some User

Contáctenos

Dirección:
alvaro@cuentosenred.com
 
Administración:
admin@cuentosenred.com
 
Consejo editorial:
ce@cuentosenred.com
 
Webmaster:
webmaster@cuentosenred.com
 

Nuestro equipo


Logo 610x170 claro

Patricia Licciardi
Edith Vulijscher

Eréndira Corona Álvaro Díaz
¿Aún no tiene cuenta? ¡Regístrese ahora!

Ingresar