Un buen cuento siempre a la mano

Edición de octubre
Año 1 - Número 11

Descargar PDF
Nº 1 - diciembre
Nº 2 - enero
Nº 3 - febrero
Nº 4 - marzo
Nº 5 - abril
Nº 6 - abril
Nº 7 - junio
Nº 8 - julio
Nº 9 - agosto
Nº 10 - septiembre

Microlecturas

  • Dimitri 
    No sé qué nos resultaba más misterioso si su personalidad o su larguísima barba.
    Nunca supimos desde cuándo la usaba, nadie tenía memoria de haberlo visto alguna vez sin ella. Fue el abuelo de la comunidad, nuestro chamán.
    Lo consultábamos siempre pero él sólo respondía cuando la pregunta ameritaba recibir algo de su sabiduría.
    No era desinterés ni ignorancia, sino que no daba lo que sabía que podíamos lograr solos. Si la respuesta ya estaba dentro nuestro recibiríamos de él una mirada tierna y comprensiva desde la profundidad de sus ojos celestes.
    Siempre acomodaba su barba de modo que no se viera el lado interno, muchas veces lo observamos mirando dentro de ella como si leyera un libro.
    Algunos pensaban que recordaba su pasado, otros, que quizás dudaba en conservarla, pues para mantenerla limpia tenía que cepillarla con suavidad y luego le pasaba unas hojas que solo él conocía.
    Un día anunció la fecha de su muerte y no salió más de su humilde vivienda, llamó al más anciano de la comunidad y tras mantener con él una larga conversación, le entregó un paquete.
    Lo enterramos con pesar y casi no lo reconocimos afeitado..

    Edith Vulijscher
  • Polvo mágico 
    La niña bajó las escaleras de madera, cuyos peldaños rechinaban a cada paso. Arribó al cuarto donde su abuelo guardaba miles de artículos: fotografías, libros antiguos, cartas, postales, frascos, revistas, juguetes viejos, aparatos descompuestos, muebles averiados y ropa desgastada.
    —¿Qué haces, abuelo?
    —Estoy viendo los retratos de la abuela.
    La pequeña sopló la superficie de la mesa.
    —Aquí todo está muy sucio y amontonado. Mira todo ese polvo que se levantó.
    —Es polvo mágico.
    —¿Mágico? ¿Por qué?
    El abuelo sonrió.
    —Porque son recuerdos.

    Servando Clemens

  • La vida 
    A lo largo de mis días intento hacer equilibrio para no provocar caídas estrepitosas, malabares para poder llevar adelante muchas responsabilidades. A veces tengo que disimular mi tristeza detrás de un maquillaje y realizar trucos de magia para hacer desaparecer lo que me disgusta y además, en ocasiones, trato de domar a las fieras para contener mis impulsos.
    ¿Será por eso que se habla del circo de la vida?

    Patricia Licciardi

  • Juego de adultos 
    El zapato izquierdo me venía pequeño, pero el derecho grande.
    Los cambié de posición y, como era de esperar, me apretaba el derecho, mientras sentía holgado el izquierdo.
    —No; no es porque están al revés —me dije en voz baja.
    En la oscuridad tanteé debajo de la cama, buscando otras piezas de calzado.
    —Tampoco es eso —me recriminé, al recordar que solo tenía un par de zapatos.
    Entre molesto y confundido, asumí que era una broma de mis compañeros de habitación.
    Tomé mi bastón y me dirigí descalzo al cuarto de baño.
    No pude evitar elevar mi queja por lo inoportuno y pesado del juego:
    —Todos pasan de noventa años, pero parecen unos críos —dije en voz alta, sabiendo que como respuesta escucharía un coro de seniles y carrasposas risas.
    .

    Luis Gutiérrez González

  • El grifo 

    El grifo licantrópico comía las entrañas zombíricas, untándose la piel y cobrando una forma humana.

    Samir Karimo

  •  Sentir 
    Esta mañana, cuando llegué al parque, había un perro sentado en una banca al lado de un hombre que, de manera desesperada, se llevaba sus dos manos a la cabeza como si tratara de encontrar en el revuelto de sus cabellos, las respuestas a sus dilemas.
    Era tanto su agobio, que no pude evitar preguntar por lo que le pasaba.
    —Lo que sucede, es que él sigue creyendo, que yo existo solo en su imaginación —me contestó el perro.

    Federico Ochoa

  • El deseo de Azâ Alîm 

    Bajo una noche llena de estrellas, Azâ Alîm, cansado de su condición humana, pidió un deseo… y sus brazos se volvieron árboles, el resto de su cuerpo el caudal de un río, sus recuerdos, pequeños cantos rodados en la orilla y sus sueños tornáronse libélulas gráciles..

    Eréndira Corona

Los dioses extraños

Eréndira Corona EréndiraFantástico 
 Corona

El circo de las mariposas

Ojalá la casualidad no me hubiese detenido aquella tarde tranquila en la que paseaba por la avenida Rivalden. Después de tomar un café en Lazarín me dirigí a la estación de tren caminando por la avenida con un libro bajo el brazo, cuando de pronto una voz con tono angustiado pronunció mi nombre desde el lado contrario de la acera. Quizás no me hubiese detenido a no ser…
 Leer más

El diario de un loco

Nikolai Gógol

Nicolái Gógol

(Poltava, Imperio Ruso, 1809-1852, Moscú)
Cuento escrito en 1845 y 1852

Leer más. . .

La marca de la bestia

Rudyard Kipling

Rudyard Kipling

(Bombay, 1865-1936, Londres)
Cuento de 1890

Leer más. . .

El topo

Patricia Licciardi PatriciaDramaPsicológico
 Licciardi

El topoCuriosa la vida de mis amigos, los topos. Pasan la mayor parte del tiempo en soledad y su vida transcurre en forma subterránea. Son iguales a mí o yo soy igual a ellos.
No saben de lo que soy capaz para lograr mantenerme lo más alejado posible del mundo. Siempre estoy solo en mi madriguera y cuando asomo el hocico...
 Leer más...

La fuga

Álvaro Díaz ÁlvaroDramaFilosófico 
 Díaz

El milagro repudiado

La fantástica trama que lo arrastró a la cárcel no viene al caso; solo diré que se fundó en una razón absurda, como la ilicitud de la luna o la ilegalidad de un vegetal. Lo importante es que él, uno de los pocos que nunca había dañado a nadie, llevaba seis días encerrado y dos de rogarle a la mujer que mejor amó: «No vuelvas; con un preso basta y sobra»...

 Leer más

Frustración extraterrestre

Edith Vulijscher EdithCiencia Ficción
 Vulijscher

Pelea a muerte

 Dejé de ser inmaduro cuando alcancé la edad de tres ciclos murtiales e ingresé a la generación de intermedios. Nuestro órgano destinado a la absorción de conocimientos ya estaba transformado en una estructura esponjosa, lista para que en ella comenzara a introducirse la cultura lograda tras siglos de evolución y que ampliaríamos con el talento y creatividad...
 Leer más...

Glorias pasadas

Servando Clemens ServandoCiencia Ficción Drama
 Clemens

Glorias pasadas

Roy Hunt se deslizaba en el cuadrilátero con la destreza de una bailarina de ballet. Bajaba la guardia cuando le daba la gana, ateniéndose a sus reflejos felinos. En contraste, su rival arrojaba golpes burdos como si se tratase de un animal herido de muerte que lanzaba sus últimos zarpazos. Roy eludía los jabs, cruzados y ganchos con movimientos...

 Leer más...

Muebles «El Canario»

Felisberto Hernández

Felisberto Hernández

(Montevideo, 1902-1964)
Cuento de 1947

Leer más. . .

El lobo-hombre

Boris Vian

Boris Vian

(Ville-d'Avray, 1920-1959, París)
Cuento escrito entre 1945 1959

Leer más. . .

Babel

Samir Karimo SamirFantástico 
 Karimo

Babel

 Érase una vez un rey babilonio cuya soberbia le hizo erigir un laberinto más divinal que lo divino y enriquecido con las cosas que el común de los mortales ambiciona.
Para ello, hizo acudir a su corte un sinnúmero de arquitectos e ingenieros que hicieron posible esta obra machaconante y corrompedora de la moral…

 Leer más

Carta para Peterson

Rafael Tiburcio GarcíaRafael TiburcioDramaCiencia Ficción
García

Escritor invitado

Carta para Peterson

DOCTOR FREDERICK PETERSON:
Cuando empiece su investigación, cuando venga y se lleve muestras de mi cuerpo líquido para estudiarlo en secreto, hallará estas anotaciones cerca del charco que seré, todas manchadas de negro. Las leerá y entenderá lo que pasó en Marsh Island después de que aquel meteorito cayó en el Golfo...
 Leer más...

Reflexiones

Luis Gutiérrez González Luis GutiérrezDrama
 González

Reflexión

  Salió molesto de la casa. Haló la puerta con todas sus fuerzas, intentando drenar a través del impacto que produjo al cerrarse, parte de su rabia. Se detuvo un instante tratando de pensar:
“¡Qué capricho! ¡Dejarme ahora! Jamás pensé que podía salirme con esa ridiculez después de lo que hemos vivido juntos. Nuestra relación...

 Leer más...

El juglar

Federico Ochoa FedericoFantástico Ochoa
 
El juglar
Sobre un camino de olvidos polvorientos y bajo la luz de un sol susurrante, Manuel María Morales, montado en su burro triste y parsimonioso, trataba de imitar con un viejo acordeón los cantos invisibles que resonaban escondidos tras las flores amarillas de los cañaguates, mientras el sendero lo llevaba sin afanes hasta el próximo caserío para cantar en las...

El puente sobre el río Búho

Ambrose Bierce

Ambrose Bierce

(Ohio, 842-1914, Chihuahua (?), México)
Cuento de 1890

Leer más. . .

Géneros:

InfantilHumorMisterioFilosóficoAventuraPsicológicoFantásticoPolicialRománticoDramaCiencia FicciónEróticoEnsayoTerrorSurrealismoClásico

Imprimir Correo electrónico

Compartir

Suscríbase:

Al suscribirse, usted recibirá a mediados de cada mes un email con los enlaces de acceso y descarga de la nueva edición.

Contáctenos

Dirección:
alvaro@cuentosenred.com
 
Administración:
admin@cuentosenred.com
 
Consejo editorial:
ce@cuentosenred.com
 
Webmaster:
webmaster@cuentosenred.com
 

Nuestros autores

Logo 610x170 claro
Patricia Licciardi Edith Vulijscher Eréndira Corona
Servando Clemens Federico Ochoa Luis Gutiérrez González
Samir KarimoÁlvaro Díaz
¿Aún no tiene cuenta? ¡Regístrese ahora!

Ingresar